La elección e inscripcción de la Junta de Propietarios y sus representantes es un requisito fundamental para que una comunidad inmueble pueda gestionar la convivencia entre sus copropietarios y trabajar en conjunto por el máximo valor de su propiedad.

Después de conocerse y organizarse, los copropietarios tienen la responsabilidad de revisar y comprender el Reglamento Interno de su inmueble, en el que se detalla la composición de una Junta de Propietarios y su Directiva, sus funciones, facultades, y los procedimientos internos de la propiedad.

Habitualmente conformadas por un Presidente, Vicepresidente y Tesorero elegidos en votación, las Juntas se inscriben en los Registros Públicos (SUNARP) para que adquieran la calidad de persona jurídica y puedan actuar como tal, con autoridad, en resguardo de los mejores intereses del inmueble y su comunidad. Sin embargo, este proceso de elección e inscripción resulta muchas veces complejo - más aún en inmuebles nuevos - por lo que es necesario contar con asesoría especializada.

Crédito: andrei-slobtsov-0mu2KSw4i7w-unsplash

Cuando el propietario actual aún no figura en Registros Públicos

Por ejemplo, un caso común que dificulta la elección de miembros de una Directiva de Junta de Propietarios es que las gestiones de inscripción de compraventa en Registros Públicos de las unidades de un inmueble pueden demorar o, incluso, no ser realizadas de manera oportuna. Es muy común encontrar propietarios de bienes que en Registros Públicos figuran con el nombre del dueño anterior o de la inmobiliaria. Y esto conlleva a que cualquier acto de elección de Junta no proceda por una inconsistencia registral entre titulares y firmantes.

Por eso, desde Colliers REMS recomendamos, por un lado, siempre hacer una auditoría previa de inscripción y titularidad de copropietarios contra partidas inscritas, y por otro, que en edificios nuevos el Presidente sea el promotor o constructor del inmueble, que es el principal interesado en su buena operación, y que su nombramiento figure en una de las cláusulas del Reglamento Interno a inscribir en SUNARP para que la comunidad inmueble tenga representatividad desde un inicio.

En Colliers REMS gestionamos la administración, mantenimiento y operación de inmuebles corporativos. Consecuentemente, tomamos como nuestra responsabilidad instruir a copropietarios para que lleven a cabo una sesión de Junta de Propietarios en la que tengan como agenda elegir entre sus miembros al Presidente y demás integrantes de su Directiva, de conformidad con lo que disponga su Reglamento Interno.  

El control operativo y las Cartillas de Operaciones

La formalización e inscripción de los propietarios miembros de la Directiva en Registros Públicos brinda la representatividad legal necesaria para llevar a cabo sus funciones, y otorga la responsabilidad de establecer normas básicas adicionales de convivencia, no incluidas en el Reglamento Interno. Estas normas básicas adicionales se denominan Cartillas de Operaciones, y regulan procedimientos, horarios, usos de áreas comunes, y otras actividades propias de la operación de un inmueble para que fluyan entre sí y contribuyan a un ambiente armónico entre propietarios.

Elaborada por nuestra Administración y aprobada por la Directiva de la Junta de Propietarios, las Cartillas de Operaciones son una herramienta de gran utilidad para asegurar la buena convivencia. Regulan, por ejemplo, la atención de visitantes, proveedores, mensajeros, los accesos peatonales y vehiculares, la evacuación de desperdicios, mudanzas y servicios de mantenimiento, entre otros.

La buena convivencia requiere que todos los usuarios y copropietarios comprendan las normas de convivencia de una propiedad y se involucren con ella. Más allá de la elaboración y asesoría en estas normas adicionales y Cartillas de Operación, en Colliers REMS tomamos también como nuestra responsabilidad la comunicación efectiva (y con cargo de recepción) del Reglamento Interno y procedimientos a todos los usuarios y copropietarios para asegurar su cumplimiento. Así, la Junta, su Directiva, y disposiciones deben ser documentos vivos y manifiestos en la operatividad de cada inmueble para alcanzar su armonía y, en el tiempo, preservar y aumentar su valor.

Para conocer más sobre cómo constituir una Junta de Propietarios, su Directiva, e iniciar operaciones en su propiedad inmueble, no dude en contactarnos. Estamos siempre a su disposición.